4 cosas simples que puede comenzar a hacer para relajarse antes de acostarse

Hemos escuchado más de una vez que ocho es el número mágico de horas de sueño por las que deberíamos esforzarnos cada noche. Pero si tiene en cuenta las largas horas de oficina, los interminables compromisos sociales, la obsesión con Nexflix e incluso el ejercicio posterior al trabajo, puede ser difícil conseguir esa cantidad de ojos cerrados para los regulares. Los síntomas de la falta de sueño pueden ser significativos. Si le faltan zs, podría estar lidiando con todo, desde antojos (no somos extraños a un atracón de chocolate de 3 p.m.), irritabilidad y, como resultado, un cerebro brumoso.

Esto se debe a que, según la nutricionista Teresa Cutter de The Healthy Chef, es casi imposible "llegar a nuestro ser más saludable si no dormimos lo suficiente".

En la sociedad acelerada de hoy, puede ser increíblemente difícil relajarse después de un gran día. En un intento por crear algo de zen en el frente doméstico, hemos recurrido al mejor consejo de Cutter sobre cómo acercarse a las ocho horas de sueño reparador. Desde aceites esenciales que inducen la siesta hasta un chocolate caliente y saludable, estos consejos harán que se quede dormido en un instante.

Sigue leyendo las cuatro cosas que un nutricionista siempre hace antes de acostarse.


# 1: Sigue un ritual a la hora de dormir.

Establecer un ritual previo a la cama es importante ya que sirve como una señal nocturna para su cerebro y es hora de prepararse para dormir. Una hora antes de llegar a la bolsa, apague sus correos electrónicos y redes sociales para que pueda dedicar 60 minutos exclusivamente a usted mismo. Cutter dice que la práctica de un poco de cuidado personal es la manera perfecta de relajarse por la noche: "Me encanta un baño de sales de Epsom cálido y agradable, perfumado con unas gotas de aceite de lavanda". Si un baño relajado no es realista (o no No tenga una bañera), intente agregar unas gotas de In Essence Sleep Easy Essential Oil Blend ($ 26) a una lavadora húmeda y colóquela sobre el desagüe de la ducha.

El vapor transportará el aroma hacia arriba y alrededor de la habitación para un efecto calmante.

# 2: Bebe algo calmante

Los tés de hierbas sin cafeína son siempre una buena opción para una bebida relajante, pero si tiene ganas de subir de categoría, Cutter sugiere beber un chocolate caliente y saludable. (Su receta utiliza el polvo de chocolate desnudo de The Healthy Chef, $ 25, un favorito de Byrdie Australia). "Esta bebida es reconfortante, nutritiva y llena de magnesio del cacao, lo que ayuda a calmar el sistema nervioso", dice ella. Si te sientes un poco inestable, prueba un latte de cúrcuma para ayudar a reducir la inflamación y estimular tu sistema inmunológico.


# 3: Evita comer en exceso en la cena

Cutter explica que debido a que su metabolismo se ralentiza al final de la tarde, una cena ligera es su mejor opción para prevenir el estrés innecesario en su sistema digestivo. (Ya sabes, del tipo que te mantiene despierto por la noche). Apégate a un menú de comidas sin comas y trata de terminar de comer a las 7:30 p.m. Para darle a tu digestión la oportunidad de hacer lo suyo. El pescado a la parrilla, los platos a base de vegetales y las sopas ligeras son excelentes opciones, al igual que un licuado a base de proteínas.

# 4: Libera el estrés y la ansiedad.

Este consejo es especialmente importante para una noche de sueño reparador si le resulta difícil desactivar los pensamientos de carrera. Si ha sido un día particularmente largo o difícil, tome media hora una vez que esté en casa para sentarse en un lugar tranquilo y concentrarse en respirar. Para obtener orientación, pruebe una aplicación como la aplicación Mindfulness para guiarlo a través de una breve meditación o visite YouTube para obtener una secuencia de yoga simple. Incluso una caminata de 15 minutos puede ayudar a despejar la cabeza y restablecer su estado de ánimo. Si tiene en mente problemas relacionados con el trabajo, haga una lista de tareas para el día siguiente.

Una vez que hayas terminado, aléjate y déjalo hasta la mañana. (Usamos los cuadernos de An Organized Life para este ejercicio).